La vigencia del email en el ecosistema digital

Muchas personas creen que el marketing digital ha reemplazado al marketing directo, que las redes sociales y el uso de páginas webs es suficiente, pero la verdad es que los dos trabajan de la mano para llegar a tener una funcionalidad optima y aprovechar los beneficios que se brindan mutuamente. Por eso, el marketing directo no es una herramienta del pasado, es una herramienta que se mantiene vigente hasta el día de hoy.

Marketing directo, el complemento del Marketing digital

Te debes estar preguntando ¿Cómo es que estos dos tipos de marketing se complementan? La respuesta es simple, uno lleva al otro. Empecemos por la cima del embudo, las redes sociales. Las redes funcionan como medio de captación de potenciales clientes, pues darle “me gusta” o seguir una página no quiere decir que estas personas están listas para comprar nuestro producto o servicio. Sin embargo, puede ser el inicio de una relación interesante si logramos despertar el interés de estas personas a través una poderosa herramienta: El contenido.


Esta segunda etapa del embudo se gestiona a través de un CMS (por sus siglas en inglés: Content Management System) o lo que conocemos como, aunque también puede funcionar un newsletter. Con la gestión de contenidos, se debe interesar tanto a la persona acerca de un tema o temas, como para que nos dé su nombre y su dirección de correo electrónico a cambio de información. Al subscribirse el posible cliente al blog, para poder recibir el contenido que produces, la empresa obtiene el correo electrónico, y es este correo electrónico el que nos va a permitir interactuar a través de marketing directo.


Como puedes ver, tan importante como realizar un buen trabajo con la captación de fans en las redes sociales y el filtro de ellos a través de la estrategia de contenidos, es enfocarnos en los suscriptores que conformarán tener nuestra base de datos y poder interactuar con ellos. Por eso la mejor manera para crear dialogo sigue siendo nuestra conocida herramienta, el email, como herramienta de apoyo del ecosistema digital.


A través del email llegamos a personas que nos conocen y están interesados en nuestro producto, pues nosotros tenemos la capacidad de conocer sus preferencias. Solo tenemos que definir nuestros objetivos de conversión, los cuales pueden ser: conseguir reuniones, que nos soliciten información acerca de un producto o servicio, o incluso llegar a cerrar una venta. Por ejemplo, imagínate a tu fuerza de ventas. A través del embudo logras captar la atención de clientes potenciales y los segmentas basándote en el consumo de cierto tipo de contenido, lo cual te permite obtener su nombre y correo. Luego podrás interactuar con cada uno de ellos a través del email hasta definir el real interés de cada cliente potencial y asignarlo a un vendedor al que previamente le haz agendado una reunión. De hecho, las probabilidades de cierre de la venta se multiplican, que haciéndolo bajo la prospección tradicional.


Otra función importantísima del emailing es la de mantener contacto con la base de clientes actuales, pero este tema lo trataremos en un próximo artículo.


Esperamos este artículo te haya servido. Si deseas tener una conversación sin ningún compromiso sobre este tema para poder implementarlo en tu negocio escríbenos a http://bit.ly/2QFCKpk

 Post Destacado
 Posts Recientes
Buscar por etiquetas
  • LinkedIn - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle

La Molina,

Lima, Perú

lmchampin@marketingpartnersperu.com

Creado por marketingpartners©

Marca Registrada, 2015